23/9/11

Al fin Seraphin

El día en el que David Stern se rió del nuevo jugador del Baskonia

Me rindo al clamor popular: hoy post cortito, una anécdota que involuntariamente protagonizó el último fichaje del Baskonia. Kevin Seraphin, el tipo que suplirá la baja de larga duración del lesionado Maciej Lampe, sacó a relucir la faceta más cómica del comisionado de la NBA, David Stern, en el transcurso del draft del pasado año. El máximo dirigente de la competición estadounidense, al que ahora con el asunto del lockout se le habrán quitado las ganas de broma, entendió que el nombre del nuevo jugador azulgrana encerraba cierto cariz cómico y no pudo por más que dejarse llevar cuando apareció en el estrado de la sala del Madison Square Garden en la que se celebraba el acto para anunciar la identidad del hombre escogido en el número 17 de la primera ronda por los Chicago Bulls.

"Atentos a esto", se animó Stern mientras se acercaba al estrado con la papeleta en la mano y una sonrisa de niño malo en el rostro. No sonó demasiado bien. La jugada trajo cola, se comentó a lo largo de los días posteriores, aunque al poste francés poco le importó, toda vez que estaba siendo elegido mucho antes de lo previsto. Columnistas y comentaristas de radio y televisión censuraron las maneras con las que el habitualmente hierático dirigente afrontó la bienvenida a la NBA de un jugador que, aunque ahora hará una sustitución en Vitoria, goza de la total confianza de los técnicos de los Wizards, que ven en él a un tipo llamado a disfrutar de una prolífica carrera en la liga. Pero lo peor estaba aún por llegar. El peor trago para el comisionado, presa de la risa floja, llegó en el momento de leer el nombre del pívot nacido en la Guayana Francesa. "Con el número 17 del draft de 2010, los Chicago Bulls escogen a KE-VÍN SE-RAU-FAUN, del Cholet francés", lo intentó Stern, cuya picardía dio origen a probablemente muchos más debates de los necesarios.

Broma o no, lo cierto es que este tal Serafaun va a ser el pívot que cubra la baja de larga duración del lesionado Maciej Lampe, siempre que las negociaciones para desbloquear el lockout lo permitan. Ahora mismo las noticias no resultan demasiado halagüeñas para los equipos europeos que han decidido reclutar a jugadores con contrato. Las posturas se han acercado y hay quien confía en que la temporada pueda incluso comenzar en fecha. Aunque el calendario de los entrenamientos y partidos de pretemporada se ha visto ya afectado de manera irreversible.

El poste galo, de impresionante físico como han podido comprobar todos los que lo hayan visto estos días en Vitoria, fue traspasado a los Wizards ese mismo día. En Washington ha completado un año discreto, con unos promedios de 2,7 puntos y 2,6 rebotes en los poco más de diez minutos que ha estado sobre la cancha. Pero es uno de los niños mimados de los técnicos y del manager general de la franquicia, Ernie Grundfeld, que han manifestado en repetidas ocasiones el brillante futuro que le auguran. En Vitoria podremos disfrutar de él apenas unos meses. Desde luego, aquella noche, cuando se presentó, poco sabía de él el ínclito Stern. Fue sólo una anécdota, un detalle sin importancia que quizá a futuro se recuerde más a menudo si Seraphin, de sólo 21 años, acaba convirtiéndose en lo que muchos confían que puede ser. Muchos estaban esperando sin embargo al comisionado. Y aprovecharon ese lapsus para sacudirle.

Os dejo el vídeo de ese embarazoso momento y un par más. Uno muestra el trabajo específico de los técnicos de los Wizards con el jugador francés y el otro la progresión que en apenas unos meses le permitió pasar de un rookie torpón a un jugador potencialmente interesante.