3/6/11

El dilema del timonel

Aún no han pasado dos días desde la eliminación en el tercer partido de las semifinales de la ACB ante el Barça y en el entorno del Baskonia sólo se habla en clave de futuro. Una ensalada de teorías, nombres, descartes, fichajes y sueños inalcanzables ha comenzado a tomar forma mientras aún sigue caliente el cadáver del equipo azulgrana que ha cerrado con tintes de relativa decepción el pasado ejercicio. En realidad, es lo que toca. Los rumores arrancaron antes de que las competiciones llegaran a su fin. Mucho antes. El simple hecho de que Dusko Ivanovic, cuyo contrato expira en unos días, no tuviera sobre la mesa una oferta de renovación a comienzos de año, tal y como había sucedido en anteriores ocasiones, generó muchas dudas en torno a la continuidad del montenegrino al frente del Caja Laboral. La directiva baskonista abogaba por un cambio de ciclo, por iniciar nuevo proyecto y conceder las riendas a un técnico diferente, pero Dusko se ha mantenido en todo momento como opción alternativa y ahora, tras complicarse las otras apuestas, cobra fuerza la posibilidad de que prolongue su segunda etapa en Vitoria.

Lo único que parece claro es que la búsqueda de entrenador sigue abierta y que cuando se cierre se podrán despejar otras muchas incógnitas que se ciernen en torno a la composición de la plantilla. Ettore Messina ha sido siempre la primera opción de Querejeta. Tras su rocambolesca huida de Madrid, el máximo dirigente de la entidad gasteiztarra mantuvo contactos con el italiano. Sin embargo, todo apunta a que cruzará el charco para emprender una nueva aventura en la NBA. Mike Brown, la cuestionada elección de Mitch Kupchak para el banquillo de los Lakers, cuenta con el siciliano para completar su equipo de ayudantes. "Podría ser. Tengo que aprender a pronunciar correctamente la R de su nombre. Necesito un par de días para lograrlo. Si puedo, las posibilidades de que Messina entre a formar parte de nuestro staff son altas", ha reconocido el exentrenador de Lebron en los Cavaliers. Y a Messina le atrae la historia. En las oficinas del Buesa Arena, de hecho, ya casi se da por imposible esta opción.

El otro nombre que ha sonado con fuerza para liderar ese cambio de ciclo en Vitoria ha sido el de Svetislav Pesic. El Baskonia también ha mantenido algún contacto con el preparador serbio, que recientemente ha roto las negociaciones de renovación con el Power Electronics Valencia. Sin embargo, la excepcional transformación que obró en el equipo taronja desde que sustituyó al superado Manolo Hussein ha despertado el interés de otros equipos, entre ellos el Real Madrid, y el serbio pretende sacar tajada de su situación de privilegio. En cualquier caso, existen otros factores que desaconsejan su contratación. Por un lado, el derrumbe del Power Electronics en la primera ronda de los play off por el título, donde cayó por la vía rápida ante el sorprendente Bilbao Basket pese a su condición de cabeza de serie y la ventaja de campo. Pero también, y sobre todo, su carácter incendiario, que ha sembrado tempestades en el vestuario levantino. Su sonora bronca con Omar Cook durante un partido del tramo final de la fase regular quebró de manera definitiva el equilibrio con la plantilla. En Valencia cuentan que los jugadores acabaron hartos de él. Es más, también algún directivo tuvo sus más y sus menos con un Pesic que llegó a decir que sólo Juan Roig podía decirle lo que tenía que hacer: "A mí nadie me dice cómo tengo que defender, ni siquiera mi mujer. Sólo Juan Roig, que es el que paga", se desquitó en sala de prensa tras la pública trifulca con el base.

La prensa valenciana ha llegado a señalar al Caja Laboral como responsable de la ruptura de negociaciones entre el serbio y la directiva taronja. Aseguran que en Vitoria se le ofrecen los dos años de contrato garantizados que le niega el Power. Sin embargo, tanto por la intromisión del Madrid como por las elevadas pretensiones del técnico y las dudas que generan sus últimas semanas en Valencia, da la impresión de que su llegada al Buesa Arena se ha complicado. A partir de ahí surgen otros muchos nombres: Jure Zdovc, Simone Pianigiani... Por sonar, en Gasteiz ha sonado en los últimos meses hasta Manel Comas. Pero a día de hoy, aunque todo en este club resulta factible, la continuidad de Ivanovic se contempla como una opción más sólida. Lo único claro es que la búsqueda sigue abierta.

Se presenta un verano movido en los banquillos. La situación de varios de los principales equipos de la ACB, donde parece que sólo el Barça (y es probable que hoy mismo lo haga también Unicaja) garantiza la continuidad, invita a pensar que se va a producir un baile de entrenadores como no lo ha habido en las últimas pretemporadas. El poderío económico del Madrid, que toca todo lo que brilla, puede resultar definitivo en la resolución del enigma del técnico del Baskonia. En la capital no sólo se habla de Pesic. La increíble clasificación del Bilbao Basket para la final liguera ha disparado la cotización de Fotis Katsikaris. Y algunos medios nacionales lo apuntan como futurible, aunque el griego renovó en febrero hasta 2014.

La elección del técnico servirá como pistoletazo de salida a otros muchos movimientos de despacho. Cuando se despeje esa incógnita se resolverán otros muchos interrogantes relacionados con la composición de la plantilla, que también está abierta a una profunda renovación y que analizaré en un post más adelante. Sin embargo, no será el tema del técnico el único punto que influirá en la elección de los jugadores con los que el Baskonia tratará de recobrar la autoestima. ¿Desaparecerán a partir de la próxima temporada las restricciones de cupos? El expediente abierto por la Comisión Europea al respecto, al considerar que estas limitaciones estructurales atentan contra la libre circulación de trabajadores, podría deparar una metamorfosis importante para las plantillas de los principales equipos del baloncesto español. Aunque ése será otro asunto. El primero en resolver será el del timonel. Y mientras no se concrete ninguna otra altenativa, a día de hoy, Ivanovic sigue teniendo opciones de seguir.